Categorías
Blog de robotica

La nueva arma contra el delito en el estado de California es el robot K5

Los agentes de seguridad de las localidades americanas necesitan ayuda para combatir la inseguridad y los delitos en sus calles. Por ello están metiendo dispositivos robotizados con aspecto de androide como nueva arma contra el crimen. Te acercamos a los policías del futuro, y que por cierto, ya son reales. 

HP Robocop es la denominación coloquial del robot que han asalariado para vigilar las mediaciones de Huntington Park, en el sur de California, en America. Su nombre verdadero es K5, y es uno de los androides desarrollados y vendidos por la empresa de aplicaciones robóticas Knightscope, afincada en California. Su fabricante es experto en realizar soluciones de robótica orientadas a la seguridad mediante mecanismos independientes.

Este modelo concretamente está especializado en realizar labores de exploración de espacios abiertos, como puede ser las avenidas de Huntington. El K5 siempre está capacitado para hacer las actividades de seguridad en lugares cerrados, como sucede con el autómata Anbot en un aeropuerto de China. 

El robot K5 es un androide de aspecto ovoide que no mide más del metro y medio de estatura y llega a los 180 kg de peso. Es un dispositivo robotizado que puede ser manejado por control remoto, sin embargo, está elaborado para patrullar las calles de manera autónoma. Lleva colocada una cámara superior de 3600 que le deja crear vídeos de alta calidad, así como de otras 5 cámaras de infrarrojos para la noche.

El robot tiene integrado tecnología sofisticada que le permite buscar teléfonos móviles, sensores de movimiento e incluso un intercomunicador bidireccional con el que logra relacionarse con los ciudadanos. El autómata lleva instalado un botón de socorro con el que los transeúntes consiguen comunicarse directamente con la oficina de policía.

El robot de vigilancia HP Robocop se halla en período de prueba. De momento el autómata únicamente puede ser alquilado y su precio oscila entre los 60.000 y 70.000 dólares al año. En la zona inferior cuenta con unas ruedas en su base que le dejan moverse a 5 km/h.

Una reciente información salto a los informativos generando gran nerviosismo entre la población. Al parecer el autómata no hizo caso a una transeúnte que denunció una reyerta en el parque, y aunque la denunciante toco en diversas ocasiones el pulsador de socorro, el androide únicamente se dignó a comentarle a la persona “que se apartara de su camino”.

A pesar de todo la agitación surgida por el grave error realizado por el robot de KnightScope, el desarrollo de la tecnología robótica es imparable. Prueba de ello es que la administración del estado de California ha solicitado otros setenta autómatas policías para incorporar lo antes posible a sus calles.